Opinión: Toni Cruz |

Los estudiantes regulares –en el mal sentido del término- suelen apurar las noches previas a sus exámenes para meterse con calzador los conocimientos mínimos en pos de sacar un aprobado raspado. A veces, si suena la flauta, funciona. En la mayoría de los casos, la cosa sale mal.

El Córdoba, según se contó, no necesitaba refuerzo alguno hace un mes. Dos semanas de malos resultados y una salida provisional de la zona de ascenso bastaron para cambiar de criterio (se supone). Siempre he pensado que todo era una estrategia del club para darle confianza a los que están en la plantilla. De hecho, tampoco he entendido nunca que sea preciso avisar de lo que uno ha de comprar cuando va al mercado, pero eso es otra historia.

Descarto –es un profesional incansable- que Emilio Vega  y su equipo pararan de buscar cuando la cosa iba bien. El propio Emilio reconoció que en verano faltó alguna pieza para completar del todo la plantilla.

Pero si los mecanismos para sumar efectivos se iniciaron tarde… muchas veces puede pasar que todo esfuerzo no es bastante. El presidente Carlos González dijo en COPE que buscaron “cinco laterales más” aparte de Fernández. Si es así, implica que o bien no negociaron con toda la fuerza precisa o bien no fueron capaces de zanjarlo con margen. Porque si hubieran tenido capacidad de maniobra, tal vez Eddy Silvestre –un refuerzo interesante, pero en una posición saturada de efectivos- nunca hubiera llegado. Máxime si supieran que su aterrizaje significara el enroque del Zaragoza a última hora para frustrar la llegada del lateral derecho (demarcación en la que el Córdoba sí necesita personal).

Sea como fuere, lo que ha quedado claro es que desde el club fueron conscientes –antes o después- de que era preciso reforzar la plantilla y que, finalmente, ésta ha quedado corta salvo que ahora llegue algún jugador libre de ataduras.

Confiemos en que los que están, sean hasta el final. En eso, en que Andone no viaje demasiado con Rumanía (y Razak y Eddy con sus otras selecciones) y en los chicos del filial, que pueden ser inesperados refuerzos de última hora. Y tengan fe, que con lo que tenemos ahora ya hemos sido líderes un buen puñado de semanas.

Dejar respuesta

Current ye@r *