OPINIÓN: Pedro Navarro |

Pues sí, no encontraba titular más acertado para esta jornada. Una de cal y otra de arena, bendita ruta de viaje de nuestro equipo durante su existencia, algo que no falla, historia que se repite.

Tras una semana hablando de todo menos de lo deportivo, sucesión de días que pasaban, preocupación que aumentaba en el seno de la afición, amanecía un soleado sábado en la ciudad califal.

Seis de la tarde, calor por doquier y noventa minutos por delante para seguir creyendo en el equipo. José Luis Oltra cumple su palabra y hay cambios, Bijimine por Rodas y Caballero por Edu. Arranca el encuentro y por delante tendríamos la mejor media hora del conjunto blanquiverde en lo que va de temporada, gol de Guille Donoso, “golaso” como se escuchaba en el run run de la grada y nuestro equipo venciendo (y convenciendo).

En portería un Pawel inspirado que supo estar cuando debía estar, en defensa el nombre fue Bijimine, la pareja de baile de Deivid, que no dudó en aprovechar su oportunidad, hay Rodas como no espabiles… los laterales en su línea, Antoñito va Antoñito viene y Domingo adaptándose bien a los nuevos tiempos, lo mismo que en el centro del campo, que al final parece que la solución pasaba por Vallecas. Las bandas en su línea con Juli y un Donoso inspirado y en la delantera Rodrigo, que no Rodríguez, ejerciendo de algo más que de delantero centro.

En la segunda parte el líder se viene arriba, el mejor equipo del mundo aguanta sus envestidas y nuestro portero apareciendo cuando es necesario.

Sean felices amigos y disfruten de lo maravilloso que es cuando se gana. Miren la tabla, sigan soñando y aprovechen, no sabemos hasta cuándo, ese “gustirrinín”de decirle a más de un entendido que te cruzas por la calle, ¿por qué no te callas?

Dejar respuesta

Current ye@r *