NOTICIA: Javier Jiménez | FOTO: La Liga

El cuadro blanquiverde cayó contra Las Palmas a domicilio, en el mismo escenario en el que 1785 días atrás logró tras 42 años, el ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Una temporada en la que con Albert Ferrer, se obró un milagro con el ascenso a Primera División. Pero la situación en esta ocasión y tras la derrota contra Las Palmas ha sido muy diferente. Y es que el conjunto califal vuelve a la categoría de bronce del fútbol español, después de cuajar una temporada a nivel deportivo e institucional, indigna de una ciudad y un equipo histórico como el Córdoba CF.

Hay que remontarse a la temporada 2007, concretamente el 24 de junio de ese año, para recordar el último partido del Córdoba CF en Segunda B. Fue en el famoso encuentro en el Alcoraz contra el Huesca, donde más de mil cordobesistas sufrieron, animaron y volvieron a vivir una gran noche de delirio, en la que el equipo logró el ascenso a Segunda División A y la vuelta al fútbol profesional. Doce años desde esa vuelta, un trece de mayo de 2019, el equipo blanquiverde vuelve a la categoría de bronce tras una gestión nefasta de la propiedad.

Un partido el de Las Palmas de Gran Canaria, en el que las sensaciones de la afición blanquiverde fueron muy diferentes a las de la última vez que el Córdoba tuvo que coger las maletas hacia Segunda B. A diferencia de este año, en el que la parroquia califal llevaba varios meses con la idea del descenso en la cabeza, en el 2005 (14 años atrás) con el famoso ‘cincuentenariazo’, los califales llegaron a 46 puntos logrando la última victoria contra el Tenerife por cero a dos, que no les valió para mantener la categoría.

Fue una temporada con bastantes similitudes a la de este año y en la que incluso se habló del objetivo del ascenso a Primera División, pero como la de esta temporada, fue una campaña nefasta en la que el Córdoba cayó a Segunda B. Segunda vez en el siglo XXI en la que el Córdoba tendrá que intentar volver al fútbol profesional peleando en la categoría de bronce del fútbol español. Una situación que no sorprende, después de que el conjunto blanquiverde actual haya estado en descenso 70 de las últimas 80 jornadas.

Una Segunda B que puede ser un infierno para el Córdoba CF

Los blanquiverdes tendrán que jugar en el infierno de Segunda B, para intentar que esa pesadilla dure tan solo un año. Algo que a día de hoy y con el presidente sin dar señales de vida (se espera que comparezca esta semana), parece difícil de asegurar. Sin planificación deportiva ni proyecto, con impagos en sueldos de los trabajadores y con una figura gestora que deja mucho que desear, el equipo blanquiverde tendrá que encomendarse de nuevo a una afición que está viviendo una penitencia del todo inmerecida.

Una travesía por el desierto en la que el Córdoba tendrá que pelear en el grupo IV por intentar volver al fútbol profesional. Todo pasará por el acierto de un proyecto que debería empezar hoy, poniendo al día de pagos a todos los trabajadores que llevan meses ejerciendo sus tareas sin recibir remuneración. Tras eso habrá que ver las decisiones sobre salidas y entradas de jugadores que en principio tendrá como principal protagonista a Rafa Berges, encargado de la dirección deportiva que no ha estado acertado en su trabajo en el mes de enero.

Compartir

Dejar respuesta