Noticia: Jaime Pastor | Foto: Fran Pérez

El Córdoba CF consiguió la segunda victoria en casa en la competición regular. Es, además, la primera remontada de la temporada. No se conseguía dar la vuelta a un resultado desde el 2-1 al Real Valladolid con el famoso penalti, y punto de inflexión, de Pawel Kieszek. La expulsión de Piovaccari frustró los planes de Sandoval, pero los blanquiverdes se supieron sobreponer para llevarse los tres puntos.

Primera remontada del curso

El primero lo hizo Miguel de las Cuevas ante del minuto diez. Pasado el 60 Willy puso el 1-2 y al Córdoba CF le tocaba remontar. Se acordarán del partido ante el Real Valladolid y de aquella parada resucitadora. Desde el 25 de febrero, 273 días después, no remontaban los de Sandoval un partido. Aquel encuentro ante el Pucela, por cierto, significó la consecución de los primeros tres puntos que el de Humanes consiguió.

Y, casualmente, pasaron los mismos minutos desde el gol del empate y el de la remontada ante el Valladolid y Extremadura. Fueron 840 segundos. Y si quieren añadir alguna casualidad más, fue el mismo jugador el que empataría ambos encuentros. Jovanovic hizo el 1-1 ante los blanquivioletas e hizo el 2-2 frente a los de Almendralejo. El serbio y las remontadas, las remontadas y el serbio. Un romance casuístico al alcance de pocos.

Llegaron los goles

Llegaron los goles y llegó una victoria holgada. Holgada, pero no tranquila. Más bien sufrida. Este Córdoba CF no sabe hacer otra cosa, no sabe hacer las cosas de otra manera. Sufre y, además, parece que le gusta sufrir. Se abona a ello y apuesta todo. Es consciente de lo que puede suponer arriesgar, pero lo hace. La única victoria hasta el momento, en liga, ocurrió ante la UD Almería y fue por la mínima (1-0).

Esta vez pudieron disfrutar los de Sandoval, pero no quedó exenta la tortura futbolística. Remontar en un minuto, y en el descuento, está al alcance del conjunto blanquiverde. Ante el Numancia marcaron tres tantos en casa, pero se empató. El otro encuentro en el que marcaron tres o más goles fue ante el Elche, pero ocurrió en Copa del Rey y fuera de casa.

En descenso con mejores sensaciones

Siguen en descenso, pero las sensaciones han cambiado. Atrás queda ese Córdoba CF apático y sin ideas que se venía abajo con los goles. Lleva desde la jornada dos en puestos peligrosos, pero asoma la cabeza y la salvación está a un solo punto. El duodécimo puesto queda a una victoria. Bienvenidos y bienvenidas a la Liga 123, para bien y para mal esto es segunda división.

Las sensaciones mejoran, no por juego, porque tuvieron menos el balón que su rival, pero sí por garra y coraje al rematar más que el Extremadura. Jaime Romero marcó y sigue escalando. Luis Muñoz demuestra que puede disputarle el puesto a los que eran titulares. Jovanovic recuperó el gol cuando Piovaccari no estuvo en el campo. De las Cuevas marcó un golazo y demostró su calidad. Todos aportaron y todos ayudaron. Solidarios y combativos recuperan la señas de identidad.

Compartir

Dejar respuesta