córdoba cf

Noticia: José Correa | Fotografía: Córdoba CF |

Si esperadas eran las Juntas Generales de Accionistas con Carlos González no lo era menos ésta de Jesús León. Muchos temas encimas de la mesa, muchas cosas que aclarar y la conclusión final que se puede sacar es que la situación del club, a pesar de las buenas perspectivas del club, no son nada halagüeñas.

Poco después de la hora anunciada daba comienzo la Junta General de Accionistas del Córdoba CF, con la presencia sin problema ninguno de Minoritarios, que contaban entre los mismos con Pedro Campos, presente una vez más en un momento difícil para el club blanquiverde.

Tras dar el notario la conformidad a la presencia de todos los presentes, daba comienzo la Junta, con todo el consejo de Administración presente, tomando en primer lugar la palabra el Presidente Jesús León, algo que no era habitual en las Juntas con el anterior propietario, Carlos González. Llegaba el momento para que el montoreño diera explicaciones, o al menos lo intentara de la delicada situación, deportiva pero sobre todo económica, que vive el club en estos momentos.

Presentadas las cuentas, Jesús León como decimos tomó la palabra para intentar aclarar, algo difícil, el baile de números y todos los entresijos de unas cuentas que ya daron que hablar antes de comenzar la Junta, modificación previa de las mismas apenas dos días antes. Comenzaba el presidente comentando que se encontró con un déficit societario de «1 millón de euros y procedimientos judiciales, a lo que había que añadir costes de despidos, prima de salvación, incluyendo 1 millón de euros a la dirección deportiva, algo que en su momento me parecía hasta poco, el importe de las sentencias y el gasto por salidas en el mercado invernal, cifra que ronda los 250.000 euros. A eso había que añadir 300.000 euros que reclamó Álex Gómez si el Córdoba CF cambiaba de propiedad, algo estipulado en su contrato. En total me encontré un déficit a 30 de Junio de 5,4 millones de euros». Todo esto sin haber hecho, todo sea dicho, sin una Due Diligence previa a la compra del club por su parte, algo que Jesús León comentó «hice porque sólo odía comprar el club sin mirar nada» insistiendo en que «mi intención es no vender mis acciones». Dejó una perla sobre el proceso de compra ya que según León «Carlos González no dejará de darme por culo hasta que le pague todo, y luego querrá la plusvalía, y eso que me tiré cinco años detrás de él para comprarle el club» no queriendo hablar del tema sobre los ucranianos «que ya se sabrá y hablará bien ese tema en su momento».

Repasó también parte de los gastos «de servicios externos» algo que dio mucho que hablar en la previa, metiendo en los mismos gastos como «la caseta de feria, la cruz de Mayo, una factura de Azaveco de 200.000 antes de irse, deudas con agentes…» sin quedar del todo claro este tema. Del tema Guardiola también habló Jesús León, del que comentó de nuevo «que asumo mi error en esa operación. Si descendíamos quedaba libre (algo que en su momento no se dijo que fuera así), por lo que por el riesgo de descenso por ello se le renovó, teniendo que atender ofertas que llegaran de clubes de Primera. La del Getafe fue la primera que llegó, pudiendo hacerse mejor en su momento».

Enlazando el tema Guardiola con el límite salarial, declaraba una vez más León que «contaba con que se hiciera lo del saudí, algo que no salió adelante por la presencia de Luis Oliver, por lo que dejamos de ingresar 2,5 millones de euros, coincidiendo con la salida de Guardiola, llegando el problema del límite salarial». La salida de Oliver y la llegada de Berges al Córdoba CF fue, en palabras de León «un problema para Francisco ya que su actitud cambió, algo decepcionante para mí ya que fue una apuesta mía».

Tras dar este amplio repaso por varios temas, una vez más Jesús León quiso dejar claro que «todos los problemas financieros se van a arreglar en Enero, dando al club una estabilidad económica y financiera, para conseguir el objetivo de la permanencia». Sobre el retraso en las nóminas comentó que «nadie habla de que en la época anterior hubo varios expedientes en La Liga y hasta 6 retrasos en nóminas», aclarando que «en horas los jugadores cobraran sus nóminas» finalizando así su intervención.

Acto seguido tomó la palabra la consejera Magdalena Entrenas, que desgranó con cifras los diversos juicios que se encontraron a su llegada al club, la mayoría perdidos y pagados, a excepción de uno con «Alejandro González». En las cuentas no está incluido «los 1,2 millones de euros que reclama la anterior empresa encargada de las barras del estadio, cuya vista oral es mañana, a criterio de los auditores». De haber entrado en las cuentas el déficit hubiera sido aún mayor. Para terminar aclaró que otra demanda solicita «9.000 euros por vigilancia de la residencia de Carlos González en Madrid». Ver para creer.

Luego llegaba el turno para los Minoritarios Córdoba CF, que tomaron la palabra, entre ellos siendo uno de los destacados Manuel Pastor, uno de los portavoces, que comentó que «los intereses personales no pueden estar por delante de los de un club, algo que hizo el anterior propietario y que del actual se tienen dudas». Además realizó diversas preguntas sobre datos financieros de las cuentas que consideraba «graves». León intentó responder a toda y cada una de ellas, unas en mayor medida y otras en menor. Destacó la respuesta sobre una denuncia al Getafe «por algunos impagos» algo que León comentó «no poder hacer ahora ya que si queremos traspasarlo en este mercado…». Aclaraba Manuel Pastor que el voto de los Minoritarios sobre las cuentas presentadas era «en contra», dejando en duda «la transparencia que siempre comenta este consejo de Administración. La principal preocupación era la situación económica tanto actual como la deuda prevista a largo plazo «ya que lo confía todo a la venta de Guardiola y otros jugadores, algo que si ocurriera tampoco solucionaría la situación económica del Córdoba CF».

El presidente del Córdoba CF intentó aclarar la situación, sobre todo el tema de los gastos externos, afirmando que se hizo una mala «previsión de gastos» aclarando que de ahí se pueden explicar las operaciones vinculadas a sus empresas. Una vez más dijo que «no soy corrupto, me he jugado todo para comprar el club, y tengo familia» lamentándose de que «siempre se parte, con cualquier tema, desde la vista de que el club miente. Abrimos las puertas desde que llegamos, pero si siempre se piensa que mentimos lo que se provoca es que al final se cierre el club».

Una de las soluciones que maneja el club para la situación económica es la cesión del Estadio por parte del Ayuntamento del que «tenemos el borrador, ya mandado por el Ayuntamiento» y que está estudiando el club para sacar adelante según adelantó Magdalena Entrenas, que desgranó dicho borrador «que se podría firmar mañana mismo, pero espero informe de auditoría. Dicho contrato de cesión sería para 4 años, prorrogable. Su uso sería exclusivamente deportivo y algunos complementos como la tienda o el ambigú». Aclararon que el Ayuntamiento «pide un canon» siendo este uno de los puntos que estarían negociando, y como dijo García Amado «se busca un contrato de cesión parecido al del Sporting de Gijón». Si se firmara ese contrato de cesión «se incluiría en las cuentas» según León, solucionándose el tema económico teóricamente.

Tras aclarar, o al menos intentarlo, diversos aspectos económicos solicitados por Minoritarios, sobre todo de operaciones entre el Córdoba CF y las empresas de Jesús León, y la votación de los puntos del día, todos aprobados por la mayoría de Jesús León pero algunos votados en contra por Minoritarios, como las cuentas presentadas, finalizó una larga, casi tres horas de duración, Junta General de Accionistas.

 

Compartir

Dejar respuesta