Noticia: Rafa Aranda | Fotografía: La Liga

El Córdoba CF volvió a perder y suma una nueva derrota a su casillero. De esta forma, pasa una jornada más sin que el conjunto blanquiverde logre ganar fuera de El Arcángel. Asimismo, este año 2019 tampoco ha empezado de la mejor manera, porque todo son derrotas o empates. Curro Torres llegó con la misión de recomponer al equipo y sacarlo de abajo, pero la reacción sigue sin verse. 

Los aficionados blanquiverdes viven en un constante deja vu. Cada jornada ven a su equipo conceder algún regalo en forma de gol para el equipo rival. Tras encajar, se vislumbra un intento de reacción, a veces suficiente para puntuar, como contra el Rayo Majadahonda, y otras ni para eso, véase el partido en Soria. En Los Pajaritos se vio a un equipo perdido, sin ideas, sin poder encontrarse sobre un césped congelado. En los primeros 20 minutos el Numancia ya iba ganando 2-0, y antes del descanso llegó el tercero. El equipo de Curro Torres intentó remontar con más empuje e intención que fútbol, y casi le sale bien. Dos goles tempraneros mantenían las esperanzas de los cordobesistas, pero tras el gol de Piovaccari el CCF fue incapaz de empatar.

Continúa la horrorosa racha como visitantes 

El Córdoba Club de Fútbol es el peor equipo visitante de la categoría. Sobre esa base es imposible pensar en una salvación, y más cuando tampoco eres un gran local. Cero victorias, tres empates y ocho derrotas es el balance del CCF lejos de su estadio. Solo ha metido siete tantos, por los 23 goles en contra, una losa demasiado pesada. En total, tres puntos de 33 posibles. Las números hablan por sí solos.

Tras el empate contra el Rayo Majadahonda, los futbolistas fueron pasando por zona mixta y algunos de ellos se pararon. Alfaro, capitán blanquiverde, reconoció que ganando dos partidos seguidos se salía de abajo, y que claramente había que mejorar fuera de casa. De la misma forma, Piovaccari repetía lo mismo. Consenso en el vestuario. Una semana después, el equipo ya va perdiendo 2-0 a los veinte minutos y concede un tercero. Dos partidos seguidos fuera de casa, dos oportunidades de romper la racha, y nada mas pisar el césped ya pierdes la primera de ellas. Ahora toca ir a Alcorcón, otra plaza complicada.

¿Y el efecto Curro Torres?

Sandoval salía del equipo y Jesús León contrataba a Curro Torres, una de sus apuestas tras la fallida de Francisco. La idea era que el equipo no se hundiese, que mejorase notablemente, y parar la enorme sangría de goles encajados. Pues el efecto que Curro Torres debía generar en el equipo aún está por descubrir. Los números reflejan que sus futbolistas no terminan de consolidarse como equipo bajo sus mandos.

El Córdoba sigue en descenso, nada ha cambiado con la llegada de Torres, pese al respaldo de sus jugadores, que afirman que han notado mejoría. En sus ocho jornadas, son una victoria, cuatro empates y tres derrotas. Ha metido los mismos goles que le han encajado, diez. En definitiva, solo siete puntos de los 24 disputados. Cifras muy pobres que no animan de momento a que el Córdoba CF pueda salir del descenso bajo sus indicaciones. Pero el fútbol es impredecible, y mientras tenga la confianza de Jesús León tendrá más oportunidades. El mercado invernal podrá echarle una mano.

Compartir

Dejar respuesta