NOTICIA: Javier Jiménez | FOTO: Fran Pérez

El conjunto califal cayó derrotado por cuatro goles a cero contra el Lugo, en un partido en el que los jugadores arrastraron el escudo de la entidad de forma imperdonable. A la finalización del encuentro, Fernández, habló en zona mixta y analizó la difícil situación en la que se encuentra la escuadra califal.

‘’Deportivamente es uno de los peores días de mi vida’’, comentó Fernández al inicio de su intervención. ‘’No hemos estado a la altura durante la temporada y hoy es el reflejo de no haber sabido competir en esta categoría’’. Del mismo modo, el capitán del Córdoba, continuó: ‘’Yo ya estoy sin fuerzas y hoy parecía que nosotros estábamos salvados, es un día muy triste para mí’’.

‘’Entiendo a la afición ya que dan mucho y no reciben nada, mi familia es aficionada y lo entiendo perfectamente’’, explicó Fernández. ‘’No pienso que seamos peores que el resto de rivales, pero hoy no podemos decir nada positivo ya que no hay nada, nos quedan unos meses muy duros. He dicho que hay que defender este escudo hasta el final y tenemos que ganar los máximos posibles por la gente y por nosotros’’.

‘’Yo soy un trabajador del club y no hemos estado a la altura, dentro del vestuario no hemos estado bien y por eso estamos donde estamos’’, dijo Fernández. ‘’He dicho mucho durante toda la temporada y he pagado platos rotos con mi familia por la situación que tenemos. Ya solo me queda ahorcarme, he dejado todo y mucho atrás para poder disfrutar de mi equipo, pero es un sueño que se ha ido por la borda, es algo que no me voy a perdonar nunca. No me salen las palabras’’.

 

Compartir

Dejar respuesta