josé maría garcía

Noticia: José Correa | Fotografía: Nacho Zafra |

Tras la dura derrota sufrida ante el Betis Deportivo pasaba por sala de prensa el técnico del Córdoba B José María García, que se mostró enfadado tanto por el resultado como por el partido de su equipo.

Se le preguntaba a José María García qué le había pasado al equipo para perder 4-0, escudándose el entrenador en la actuación arbitral y echándole directamente la mayor parte de culpa del resultado a Sureda Cuenca “Lo hemos visto todos. Ha salido bien, con una ocasión para el 0-1, y a partir de ahí con la expulsión todos lo vemos, esto es fútbol. La semana pasada el entrenador del Betis Deportivo empezó a decir que si no se les respeta y que les expulsan pronto jugadores y hoy le ha venido de cara. Lo ha pedido toda la semana y hoy lo ha tenido desde primera hora. Dos faltas de Copete y dos amarillas, y eso nos ha matado. El equipo se ha ido, si no los tranquilizamos en el descanso hoy acabamos con tres menos porque el equipo eso no ha sabido sobreponerse a eso. El equipo estaba muy bajo a nivel mental por ese aspecto. Su mediocentro por ejemplo se ha ido sin tarjeta haciéndole muchas a Laro. Cualquier falta era tarjeta para nosotros. Los escudos pesan y se ha visto hoy”.

Insistía el técnico que tras la expulsión “el equipo no ha estado en el campo. A los cinco minutos encima ha llegado el 2-0 y ha sido complicado y muy duro a nivel mental”. Se le abordaba a José María García sobre una supuesta dureza del Córdoba B dureza que “yo no he visto. Su mediocentro ha hecho 7 u 8 faltas a Laro y se ha ido sin tarjeta. Me parece bien que si el árbitro es riguroso lo sea para los dos, algo que no se ha visto hoy. El Betis necesitaba ganar sí o sí y se ha visto. Esa pequeña ayuda de factores que nosotros no podemos controlar la ha tenido en el minuto 25″. Duras declaraciones del técnico blanquiverde que echaba la culpa del mal partido de su equipo al equipo arbitral, dejando caer presiones externas.

Se pierde ante un rival directo, algo que duele un poco más “Duele sobre todo por los chavales, porque mentalmente el vestuario estaba jodidísimo. En el descanso les he dicho que intentaran abstraerse de lo que no podemos controlar (volviendo al tema arbitral) pero ellos lo veían. Insisto pero es que es la realidad. Los chavales son jóvenes, piensan, se condicionan y no hemos entrado en ningún momento en el partido tras la expulsión” afirmaba José María García que explicó el cambio de Chuma ya que “el equipo no estaba mentalmente y hemos metido un lateral atrás. Veníamos con bajas en defensa y no quería que nos quedáramos con tres atrás y en una contra nos fuéramos 3-0 al descanso. Al final ha sido 4-0 pero podía haber sido alguno más”. Así terminaba su intervención José María García.

 

Compartir

Dejar respuesta