Noticia: Redacción | Fotografía: Nacho Zafra

José María García, entrenador del Córdoba B, ha comparecido ante los medios en la rueda de prensa posterior al partido contra el Mérida para analizar la derrota por 1-2 contra los extremeños. El técnico se ha mostrado duro y contundente en sus declaraciones criticando la actuación arbitral y tachando de surrealista e increíble lo ocurrido en Lucena. Considera que se ha descendido al filial a conciencia y lamenta el varapalo de unos chavales tan jóvenes. 

Un partido surrealista determinado por el árbitro

José María García ha comenzado la rueda de prensa afirmando lo siguiente: “No nos han dejado que sea. Ha habido un partido en el campo. Hemos ganado el partido, pero no en el resultado. Así de claro. Es más fácil que un filial de 22 y 23 años se vaya a Tercera que un equipo con toda una ciudad detrás. Tengo que morderme la lengua porque si dijera lo que pienso…Me parece vergonzoso lo de hoy. Seis minutos de añadido. Se mete el 2-1, el linier lo anula y el árbitro le dice que es gol legal porque viene desde atrás. Celebramos el gol. Se van cuatro o cinco jugadores del Mérida hacia él y pita fuera de juego. Es una situación complicada. Son jugadores que están empezando, que lo han dado todo y no les han dejado. Imagina qué pensamiento pueden tener del fútbol. Que corrija el linier y pite fuera de juego por las protestas es surrealista. Con el tema arbitral debería haber justicia. Creo que no ha sido una equivocación, ha sido surrealista”.

Una injusticia y un grupo tocado

“Ninguna explicación. Meten el 1-2 y el linier ya estaba en vestuarios. Lo de hoy difícilmente lo volvamos a ver. Se ha jugado con las ilusiones de chavales que por méritos deberían estar en Segunda B y por otras circunstancias estamos en Tercera. Les he dicho que cabeza arriba, orgullosos, se ha dejado la vida. El fútbol dice que el resultado es lo que vale. Lo de hoy es surrealista. Que pite simplemente por las protestas es increíble. Hay que tener personalidad. Es un día jodido. Me estoy conteniendo. Es una injusticia total”, ha declarado José María García visiblemente enfadado e intentando contenerse. Sobre el vestuario: “El vestuario es un grupo con toda la carrera deportiva por delante. ¿Cómo les dan credibilidad al fútbol después de lo de hoy? La pregunta es por qué, si es la realidad del fútbol. Es mucho más fácil descender a un filial”.

El panorama para el futuro

“El horizonte es levantarnos, cargar pilas el año que viene y volver con más fuerza que nunca para ascender por méritos propios. Ahora mismo hablar de futuro es complicado. Tengo la mente en mis jugadores. Esa imagen, si de verdad estos árbitros tienen conciencia, les costará pensar en lo de hoy. Los primeros quince minutos han ido a dar, a insultar y los árbitros se lo han permitido. Era complicado. Aun así no queremos regalos nunca. Lo de hoy es duro para el fútbol. En el futuro esto les dará más fuerza. Pero ahora mismo no es así. Tienen dolor. Es increíble, surrealista”, ha finalizado el técnico del filial blanquiverde.

Compartir

Dejar respuesta