La portería a cero, clave para la resurrección blanquiverde.

Noticia: Rafa Aranda | Fotografía: Fran Pérez

El Córdoba CF ha conseguido al fin un partido con la portería a cero. Esa seguridad atrás, que tanto le ha faltado al equipo durante la temporada, será imprescindible para que esa resurrección que ha iniciado el CCF se transforme en puntos y en la salvación. 

Por primera vez en mucho tiempo, Pawel Kieszek consigue marcharse a casa sin haber recibido un solo tanto. Algo que parece tan simple, para el Córdoba CF ha sido un lastre continuo. Así lo muestran las estadísticas, 53 goles en contra, el equipo más goleado de la categoría. Es impensable que un equipo con esos números pueda tener una temporada tranquila. Para contrarrestar eso, se intentó por ejemplo contratando a Merino, sin dar resultado. Se hicieron numerosos cambios en defensa, incluso defensa de cinco, pero no había manera. Si el Córdoba quería ganar, tenía que anotar una cantidad de goles cuantiosa para superar a los encajados.

Sin embargo, con el mercado invernal, algo ha cambiado, que con la llegada de Sandoval se ha terminado de consolidar. El Córdoba CF vivió un cambio en todos los sentidos en enero con la llegada de Jesús León. Y con él, Aythami, Quintanilla y Valentín para la defensa, mientras que se fueron Joao Afonso y Pinillos. Con su llegada, salvo el traspié de Tenerife, que le costó el puesto a Jorge Romero, en el resto de encuentros se ha notado una mejoría notable. Ahora con el canario y Quintanilla en el eje de la zaga, el equipo se nota seguro atrás, con fortaleza y con confianza.

Clave para Sandoval, lograr algo casi inaudito

Dijo el técnico del Córdoba CF en la sala de prensa posterior al partido lo siguiente: “Me la he jugado con los dos porteros, a ver si llegamos a la apuesta que hemos hecho. Para nosotros la portería a cero es fundamental, eso fortalece mucho el entramado defensivo, atrás y delante. Si conseguimos más de dos porterías a cero vamos a estar ahí, eso te da estar en el sitio que te mereces”. Así lo contaba el entrenador cordobesista, muy dado a plantear retos a sus jugadores y mantenerlos enchufados.

Con tres entrenadores se intentó, y ahora Sandoval parece empeñado en lograrlo. El equipo juega con más empaque atrás, estando más juntos. Contra el Granada llegaron al final, con el Valladolid al filo del descanso tras un saque de falta y contra el Alcorcón en un despiste inicial. Salvo en el primero de ellos, en los dos siguientes ya se logró reducir a un gol encajado, y ahora se ha pasado a cero. Es la sexta vez que se consigue mantener la portería a cero, todas sinónimo a victoria: 0-3 (Albacete), 2-0 (Tenerife), 3-0 (Alcorcón), 5-0 (Reus) y 1-0 (Albacete). Siempre que el Córdoba ha conseguido que no le marquen ha ganado. Se cumplió de nuevo contra el Lugo, por lo que de cumplir con esto, Sandoval tendrá mucho terreno ganado.

Tres victorias seguidas y un bloque de cinco partidos a favor

Sandoval también introdujo con su llegada la novedad de plantear lo que quedaba de temporada con bloques de cinco partidos. El primer bloque se completará el próximo domingo en Tarragona, donde el rival será el Gimnástic de Tarragona. De momento el técnico lleva en el banquillo del Córdoba CF cuatro partidos, con tres victorias y una derrota, que llegó en los minutos finales.

Frente a los 9 puntos del CCF en estos cuatro encuentros, la Cultural ha conseguido 3 puntos, el Alcorcón 2 puntos, el Nástic 4 puntos, el Barcelona B 6 puntos, el Almería 7 puntos y el Reus 5 puntos. Todos los máximos competidores del CCF han tenido menos puntos que el equipo blanquiverde en los últimos cuatro partidos. En la próxima jornada, hay un Lorca-Barcelona B, Lugo-Alcorcón, Cultural-Cádiz, Valladolid-Almería y Rayo-Reus. El Córdoba afronta un choque trascendental contra el Nástic, que marcará también el futuro del club en este gran arranque de resurrección.

Compartir

Dejar respuesta