NOTICIA: Javier Jiménez | FOTO: Fran Pérez

El Córdoba CF afronta una nueva semana de trabajo, justo después de caer derrotados contra el Sporting de Gijón en el estadio El Arcángel. Una situación con Rafa Navarro de entrenador, que se ha acrecentado después de que el entrenador califal no haya dado con la tecla en el once, utilizando a casi todos sus recursos en sus tres primeros partidos.

La escuadra califal ha comenzado la semana de preparación, justo después de recibir una nueva decepción con la derrota en casa por dos goles a uno ante el Sporting. Cinco días de entrenamientos antes de visitar al Cádiz en el Carranza, en el que los hombres de Rafa Navarro deben hacer examen de conciencia y trabajar al máximo, para al menos intentar luchar hasta el final por una permanencia que a día de hoy sería un milagro.

El equipo blanquiverde, que no ha sabido reaccionar con el cambio de entrenador, volvió a dejarse remontar un gol inicial de Carrillo después de unos primeros minutos bastante notables tanto en ataque como en defensa. Pero finalmente, siendo la tónica de toda la temporada, vieron como los asturianos dieron la vuelta a un marcador, gracias a errores impropios de la categoría, tal y como dijo Flaño al termino de la contienda.

Un punto de nueve posibles cosechados desde la entrada al banquillo de Rafa Navarro, en una situación límite para un equipo que ve a diez puntos la permanencia. A pesar de haber mostrado muy buena imagen contra el Málaga en casa – empataron en el último minuto – el equipo se ha caído definitivamente en la salida contra el Extremadura (en la que hizo uno de los peores partidos de la temporada) y frente al Sporting. Y es que Rafa Navarro todavía no ha dado con la tecla y con un once competente, algo que a estas alturas de la temporada, puede ser la tumba final para un colista que no muestra señales de mejora. Tres partidos en los que no ha repetido mismo once, en parte, por las sanciones de determinados jugadores.

Rafa Navarro ha utilizado un total de 20 jugadores en sus tres partidos como entrenador del primer equipo, siendo Vallejo, Quezada, Quim Araujo y Lavín los únicos que todavía no han disputado ningún minuto con el actual entrenador blanquiverde. Un reparto de minutos en ocasiones obligado (en el partido del Extremadura) por sanción: Fernández, Luis Muñoz, Blati y Neftali (menos relevante), que hizo que se estrenaran con él como míster gente como Carbonell y Loureiro. Además, Javi Lara y Alfaro, volvieron a tener minutos dos meses después, en un partido en el que no destacaron.

Otro de los casos extraños en esa búsqueda de un once de garantías, se pudo ver el pasado domingo en la derrota contra el Sporting, con la alineación de Luis Muñoz en una zona del campo poco habitual. El central actuó de pivote defensivo, aun teniendo a Vallejo en el banquillo (uno de los cuatro jugadores sin disputar minutos con Navarro), en detrimento de un Bodiguer que fue expulsado en Almendralejo. Un movimiento de piezas constante el de Navarro, que todavía no ha visto resultados con un empate y dos derrotas.

Compartir

Dejar respuesta