Adiós

500

UN GOL DE YURI SENTENCIA A UN CÓRDOBA ABATIDO (0-1)

Foto: @joseaperez_foto
Foto: @joseaperez_foto

CRÓNICA: Nacho Serrano

Los blanquiverdes dilapidan sus opciones de play off en un partido igualado. El público estalló contra la directiva exigiendo su dimisión. El Efecto Esnáider, en suspenso.

Era el día de creer o morir. Tocó lo segundo. Aunque a efectos clasificatorios y matemáticos todo sea posible, a nadie se le escapa que las sensaciones que ofrecen los albiverdes a día de hoy no son nada halagüeñas. Se presentaba Juan Eduardo Esnáider ante el que va a ser su público de ahora en adelante, y lo hacía con novedades: Gaspar volvía a un once titular que no probaba desde hacía casi un año y Alberto Aguilar acompañaba en la medular a López Garai. El resto, lo esperado.

Durante los primeros compases del encuentro, el Córdoba se veía inoperante. Quería llevar la iniciativa, pero el ritmo y la intensidad hacían presagiar que el partido no sería precisamente vibrante. El tedio se apoderó del duelo y costó ver las primeras jugadas de gol.

Pedro tuvo el 1-0

Pasados los diez minutos llegaría la primera gran ocasión de la mañana. Un balón largo de Garai a la espalda de la defensa berciana dejaba sólo a Pedro quien, con todo a favor, mandaba el esférico rozando el palo derecho de la portería que defendía Santamaría. Era la primera intentona de los blanquiverdes, que no volverían a llegar a puerta en lo que restaba de primera mitad.

No obstante, los de Claudio Barragán reaccionaron. Dos minutos después, una buena internada por banda izquierda del ex blanquiverde Nano acabaría con un centro rematado al palo por Acorán. En menos de dos minutos, el partido parecía dar un giro en pos de buscar algo más de fútbol. El Arcángel arrancaba el runrún y los visitantes se aprovechaban del estado de nerviosismo que se apoderaba de la grada y los jugadores cordobesistas. Máyor, en jugada individual, daba buena cuenta de Armando para, posteriormente, disparar alto. Era el minuto 26 y el coliseo ribereño ya no aguantaba más.

Primeros pitos y lesión de Gaspar

Pasada la primera media hora de juego empezaban a llegar los primeros silbidos del respetable. El juego del equipo no convencía y el Córdoba no mostraba señales de mejora tras el encuentro de Guadalajara. No ayudaba el ambiente, pues, a presagiar una pronta reacción local. Más bien todo lo contrario, ya que los de Esnáider no eran capaces de mostrarse dominadores del partido.

Sin duda la peor noticia de la primera mitad llegaría a escasos cinco minutos del descanso. Gaspar Gálvez tenía que dejar su sitio a Kiko Olivas por un esguince en el tobillo tras apoyar mal en un salto con Máyor. El cordobés, que no era titular desde el encuentro ante el Recreativo de Huelva de la pasada temporada, debía abandonar de nuevo por lesión. De esta forma se llegaría al descanso, aunque no lo fue para el público que acudió al Nuevo Arcángel, que volvía a despedir a los suyos con pitos. En esta ocasión, la megafonía atronó y los ánimos se calmaron.

La Ponferradina apretó

Tras la reanudación, nada había cambiado en el Córdoba. El juego seguía siendo plano, carente de todo tipo de intensidad y emoción. Sin profundidad, Pedro y Fede eran incapaces de general peligro por los costados, aunque Dubarbier y Seonae se desfondaban sin éxito a la hora de definir sus centros. Xisco y Rennella, meros espectadores de lo que acontecía.

Por todo ello, los del Bierzo se lo creyeron y estiraron líneas. Sin ocasiones claras, pero merodeando continuamente la meta defendida por Alberto. Así las cosas y viendo que el guión no cambiaba, Esnáider movió el banquillo: Joselu entraba al césped por un desacertado Rennella.

Yuri y Caballero cambian el choque

Llegados al minuto sesenta, el partido cambió. Los visitantes daban entrada a Yuri mientas que el entrenador califal retiraba del campo a López Garai para darle el liderazgo a Caballero en la medular. El Córdoba notó el cambio y empezó a ser más rápido e imaginativo. Ágil. Fruto de todo ello llegarían claras ocasiones. Pudo ser Xisco quien hiciera el 1-0 tras un buen pase al hueco de Pedro, pero su acción fue invalidada por posición antirreglamentaria.

Y en medio de la batalla, llegó el minuto fatídico. Xisco tendría en sus botas el 1-0 tras rematar sólo una falta lateral botada por Pedro. Santamaría repelía su disparo a córner. Tras el mismo, sería Dubarbier quien, con un zapatazo con la zurda, pondría a prueba el buen hacer del guardameta visitante.

Pero el guión ya estaba escrito. Con el equipo arriba en busca de la victoria, Santamaría vio a Yuri. Y fue inevitable. El balón largo del portero dejó sólo al delantero blanquiazul ante una zaga blanquiverde que reculaba para ver como el ariete brasileño se sacaba un derechazo ajustado al palo derecho de la portería defendida por Alberto. Era el 0-1 y el choque estaba visto para sentencia.

El Arcángel estalla

Y es que la afición, aún caliente por el desastre en Guadalajara, explotó. Contra todo y contra todos. Incluso, un amplio sector pidió la dimisión del nuevo entrenador. Pero fueron los máximos responsables de la parcela deportiva (Carlos González, Alfredo Duro y los futbolistas) quienes se llevaron la peor parte. Desde mercenarios hasta exigir dimisiones. Poco queda de un equipo desmantelado en cuerpo y alma que ilusionó hace poco menos de un año. Lo económico prima a lo deportivo. El objetivo de ascenso que se marcó el presidente a su llegada a Córdoba queda, en 2013, un poquito más lejos que hace una semana. El Arcángel habló. El escudo y excusa recurrente del banquillo ya no está, por lo que de aquí al final sólo cabe esperar un milagro al que muchos ya han dicho adiós.

RUEDA DE PRENSA

Esnáider: “El resultado es injusto”

Cariacontecido comparecía el nuevo entrenador blanquiverde a la conclusión del duelo. El preparador comenzaba dando ánimo a los suyos: “Les he dado tranquilidad. Ahora sólo hay que pensar en la siguiente jornada, en ganar en Alicante. Si hubiéramos ganado, el mensaje sería el mismo”, señalaba el técnico para quien el play off no es misión imposible: “La ilusión sigue intacta”, manifestaba para continuar hablando acerca del enfado de la grada: “Es normal que la gente esté enfadada cuando no se gana”, admitía antes de comentar que “Intentaré trabajar para ganarme su cariño”.

FICHA TÉCNICA:

Córdoba CF: Alberto García; Seoane, Armando, Gaspar (Kiko Olivas, 43’), Dubarbier; Pedro, Alberto Aguilar, López Garai (Caballero, 71’), Fede Vico; Rennella (Joselu, 57’) y Xisco.

SD Ponferradina: Santamaría; Baró, Carlos Ruiz, Samuel, Nano; Jonathan Ruiz, Juande; Acorán (Iván Moreno, 60’), Isaías, Saúl (Sergio Rodríguez, 78’) y Mayor (Yuri, 68’).

Árbitro: El colegiado Piñeiro Crespo amonestó a Armando (53’), Pedro (78’) y Alberto García (91’) por el cuadro local, haciendo lo propio con los visitantes Alan Baró (56’), Carlos Ruiz (64’) e Isaías (70’)

Goles: 0-1 Yuri (83’)

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 34ª jornada de la Liga Adelante disputado en el Nuevo Arcángel ante 8.510 espectadores.

 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí