¿Qué cambia para el Córdoba CF abandonando el fútbol profesional?

0

Noticia: Rafa Aranda | Fotografía: Nacho Zafra

El Córdoba CF vuelve a Segunda B, y eso conlleva más cambios de lo que parece. Primera y Segunda están controladas por la LFP, y eso supone unas ventajas que no están disponibles para los equipos de Segunda B en adelante. Tras más de una década sin pisar esta categoría, ahora todo el entorno blanquiverde tendrá que hacerse a las siguientes novedades.

Cambio en la plataforma para ver los partidos, y adiós a los ingresos por televisión 

Si eres aficionado al Córdoba CF, se acabó ver los encuentros en Movistar o en Bein Sports. Si se llega a un acuerdo, algo en lo que parece no habrá problema, la plataforma que televisará al club blanquiverde en esta nueva andadura es Footers. Esta página, con pocos años de vida, ha sido una revolución y permite a casi todos los equipos de Segunda B y muchos de Tercera seguir a su equipo cada fin de semana. Habría que esperar a los playoffs de ascenso, como ha ocurrido esta temporada pasada, en la que Mediaset ha retransmitido algunos encuentros.

Por otro lado, se pierden los famosos ingresos por televisión que se repartían entre los equipos cada temporada. Al no ser televisado, se deja de obtener dinero en esta partida.

Quiniela

Quizás un asunto menor pero al menos curioso. El Córdoba CF dejará de salir en la quiniela semanal. Además de los partidos de Primera, siempre se incluían varios encuentros de Segunda para completar el listado de partidos que intentar predecir. Sin embargo, para el Córdoba esta circunstancia se esfuma. Los aficionados blanquiverdes no van a poder marcar la casilla que otorgue la victoria a su equipo.

Control económico 

Aspecto muy importante. Se acabó el límite salarial, la palabra más repetida en la entidad califal en el último año y medio. Ni Tebas ni la LFP podrán controlar económicamente al Córdoba CF. Rafa Berges defendió en su despedida que el descenso del CCF fue encubierto, y Luis Oliver también criticó el sistema impuesto por Tebas el día de su marcha. Mucho se ha preocupado Jesús León este año por hacer todo de la mano de la Liga. Por eso cambió a Luis Oliver por Alfredo García Amado. El límite salarial, rebasado por el Córdoba, ha impedido esta campaña reforzar al equipo en condiciones.

Ahora solo bastará, que no es poca cosa visto el historial del Córdoba en la etapa de León, con estar al día y cumplir con varios requisitos exigidos por la Real Federación Española de Fútbol, fáciles de cumplir. Eso sí, aunque no hay control económico sí que hay condicionantes en cuanto a las fichas. De las 25 ahora se pasa a 22, de las cuáles un máximo de 16 pueden ser para jugadores mayores de 23 años y las seis restantes tendrían que ser para jugadores menores de esa edad. No es obligatorio tener esas seis, pero son las que quedarían de querer utilizar todas las fichas.

Menos ingresos por publicidad y por abonados 

Evidentemente, esta partida de ingresos también se va a ver afectada. No es lo mismo un equipo en el fútbol profesional, como puede ser Segunda, que estar en Segunda B. Esta circunstancia va a reducir los ingresos por publicidad, tanto porque ya no haya empresas interesadas como aquellas que quieran aportar menos dinero.

Asimismo, se espera que el número de abonados descienda de manera proporcional a lo que significa perder la categoría. Es decir, bastante. La afición del Córdoba CF ha acabado muy quemada de los años con Carlos González y de esta última temporada con Jesús León. De Primera a Segunda ya se produjo un descenso importante, y progresivamente la cifra de abonados ha ido bajando. Basta con ver la asistencia a los últimos partidos de Liga. Mucho se tendrá que esforzar Jesús León en la campaña de abonados para conseguir atraer a la masa blanquiverde, que no confía para nada en su presidente.

Menos posibilidad de venta de jugadores y de pagar traspasos

El nivel de calidad se supone que bajará con el descenso de categoría. Tampoco estaba muy alto, por eso se desciende entre otras cosas. Pero se acabó la presencia de grandes jugadores que puedan dejar un dinero importante en la entidad. El mismo club se ha encargado de decir que va a reducir el gasto de la cantera. Por lo tanto, menos posibilidades de un nuevo caso de Andrés Martín. El nuevo director deportivo Alfonso Serrano tendrá que tener muy buen ojo para captar grandes jugadores con poco nombre que puedan reivindicarse y demostrar su calidad.

Por otro lado, lo que sí que es imposible es la opción de pagar traspasos. De hecho, los últimos movimientos de este tipo han fracasado, como se ha visto. Jaime Romero y Jona fueron las grandes apuestas del último proyecto de González y los dos han acabado rescindiendo sus contratos tras un nefasto rendimiento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí